Desde hace tiempo un tema recurrente con respecto a la tecnología es la inseguridad que existe en internet por el hackeo de información. Las dudas resurgen cuando nos enteramos como hackean cuentas y datos de personas famosas y nos preguntamos hasta cual punto alguien o algo accede a nuestra información personal (fotos, videos) o financiera (datos de cuentas bancarias, tarjetas, entre otros), y la comparte con otras personas o la vende a determinadas empresas para su uso posterior.

Hoy nos enfocaremos en el miedo que existe de que nos miren y escuchen a través de la cámara web y micrófono de nuestra pc portátil, celular o tablet.

Existen varios troyanos llamados “creepware” especializados en este propósito, los cuáles son cada vez más populares y nadie queda exento a ellos, creer que nunca nos vamos a infectar y por lo tanto no ser grabados por alguien, no debería cruzarse por nuestra cabeza. Entonces, además de tener el equipo y el antivirus actualizado hasta el día de la fecha, la mejor solución es tapar con una “cinta” la cámara por un lado y el micrófono por el otro, de esta manera por más que de forma remota nos enciendan la cámara y nos intenten grabar, no van a poder espiarnos y por lo tanto aprovecharse de nosotros y de nuestra familia con algún tipo de extorsión. Otro método efectivo para el micrófono es bloquearlo mediante unos auriculares viejos, cortarles la punta (el conector de audio de 3.5mm) y dejarlo conectado por siempre en el dispositivo, de esta manera la placa de sonido cierra un circuito físico que hace que la toma de audio la haga únicamente a través del puerto externo. Y como el capuchón está cortado, no tiene forma de recibir información.

La protección por medios físicos se utiliza siempre como medida absoluta, ya que al confiar netamente en la solución por software se deja abierta la posibilidad de que alguien logre vulnerar el software en cuestión -el sistema operativo de la computadora/celular/tablet- y pueda acceder al contenido.

Últimamente se ha podido observar fotos de famosos donde se ve que aplican estos tipos de métodos caseros, una de ellas es la del creador de Facebook, Mark Zuckerberg, donde en una imagen que subió para celebrar el medio millón de seguidores que tiene en la red social Instagram se observa en el fondo como tiene tapada la cámara y el micrófono con una cinta casera, lo cual resulto irónico, después de que se hiciera famosa la noticia respecto al uso del micrófono por parte de la App de Facebook, el cual estaría todo el tiempo al pendiente de conversaciones con el fin de obtener palabras clave que disparan anuncios publicitarios en el Newsfeed del usuario.

En el Vaticano también se observó el uso de estas técnicas, en 2015 el Papa Francisco se mostró con un Ipad durante el tradicional rezo de mediodía en la Plaza San Pedro. Año y medio después, Collin Anderson, investigador focalizado en hacking, obtuvo una imagen desde el lado de adentro y la filtró a través de su cuenta en Twitter. El dispositivo que el Sumo Pontífice carga hoy en día tiene un sticker pegado para bloquear la cámara.

Así que ya sabes, actualiza el sistema operativo de manera regular, utiliza un antivirus eficaz, cambia las contraseñas frecuentemente y por último cubre la cámara y micrófono de tu dispositivo.